Fin

Se acabó. Mañana me voy y estaré alejada de esta isla durante, como mínimo, medio año.

Así que adiós, adiós, adiós, adiós. Adiós a mi familia, adiós a las personas con las que pasé Nochevieja, adiós a las que vi antes de Navidad y a las que no dejaron que pasara los últimos días del año escondida tras la puerta de mi habitación. Adiós a los que se equivocaron, hirieron y se disculparon, pero sobre todo adiós a las personas con las que pasé la noche de Navidad.

Adiós, adiós, adiós.

Me voy. ¡Me voy! ¡A Bellingham! A mi apartamento número 122. A los días de mucho trabajo y a las noches interminables, al frío, frío, frío, a que galletas recién hechas aparezcan en tu puerta delante de una sonrisa, de una potencial amistad. Me voy. Vuelvo a casa. A mi azul bicicleta, al hermoso centro, a Fairhaven, a Mount Baker, a esquiar, a correr, a los “hagámoslo y ya veremos qué pasa” y a los “ya dormiré otro día”. Vuelvo a los abrazos de Melissa, tengo que acordarme de decirle que sus abrazos son los mejores que me han dado en mi vida, vuelvo al coche de Kaylee, a refugiarme en casa de Chelsea y a la ciudad de las mentes que me entretetienen. Vuelvo a la nevera que se nos queda pequeña y al balcón que suple esas carencias a la perfección. Vuelvo a la vida sin coche, a subir la montaña hasta la residencia cargada con las bolsas de la compra. La leche siempre es un fastidio, está fría y es difícil de llevar. Mi pulso siempre se descontrola después. Vuelvo a los: ‘¿has comprobado el buzón?’ ‘¿tienes ajo?’ ‘¡Vámonos de fiesta!’. Vuelvo a las copas a tres dólares y medio y a la camarera de ese club gay que carga las bebidas de las chicas y le da agua a los chicos.

Y aun con todo, aun con las inmensas ganas que tengo de estar ahí, me voy dejando Palma con el sabor más agridulce que haya podido sentir jamás. Increíblemente dulce si miro hacia delante y decido emborronar mis últimos días aquí, pero a la vez increíblemente agrio por la tristeza que los que ya saben lo que es que esté lejos saben que van a pasar y no pueden evitar mostrar, y porque si le doy un rápido vistazo a los días aquí, ya que no es fácil borrar los recuerdos, decido que no ha sido buena idea volver.

[Sábado] 2 . enero . 2010. Etiquetas: , , , . General, Out Of Mind. 2 comentarios.